A todos nos ha pillado desprevenidos esta cuarentena, y no sabemos hasta cuándo se puede alargar la situación, por eso hemos preparado estos fáciles consejos para que puedas cuidar de tu cabello si no puedes ir  a la peluquería.

Uno de los aspectos más importantes para cuidar el cabello es el lavado. No hay una frecuencia determinada, el cabello se lava cuando está sucio, cada tipo de pelo tiene su propio tiempo.

  1. Antes de lavar la cabeza te recomendamos cepillar profusamente el cabello para eliminar en lo posible los enredos, esto te facilitara luego el peinado en húmedo y el desenredo del pelo.
  2. Cuando laves tu cabeza usa (en la medida de lo posible) un champú específico adecuado al tipo de cuero cabelludo, seco, graso, etc.
  • Humedece totalmente el cabello.
  • Extiende el champú en las manos y reparte uniformemente sobre el cuero cabelludo. Masajea suavemente la piel sin frotar y repite la operación las veces necesarias hasta que observes que la espuma no se “corta”.
  • Extiende la espuma a las puntas sin frotar la fibra capilar, solo presionándola y desde la raíz a la punta para evitar enredos, teniendo en cuenta que la posible suciedad se halla en la piel.
  • Cuidado con la temperatura en el aclarado, pon el agua tibia y aclara abundantemente.
  1. Usa un acondicionador o mascarilla y aplica siempre de medio a puntas y enjuagando muy muy bien.
  2. Desenredado y cepillado. Tanto en cabello húmedo como en cabello seco es conveniente seguir unas normas y usar las herramientas adecuadas.
  • Cabellos mojados. Extraer el exceso de agua sin frotar, solo presionando la fibra capilar a través de la toalla. Evita en la medida de lo posible el uso de peines “rígidos” siendo recomendable usar cepillos de púas separadas y “flexibles” (sin bolitas en las púas).
  • En Cabellos secos también debes evitar el uso de peines “rígidos”, te recomendamos usar cepillos especialmente diseñados para cabellos secos (púas finas y próximas).
  • Para un correcto desenredo del cabello debes seccionar en tres o cuatro partes la totalidad de la cabellera, y comienza la acción desde las puntas hacia la raíz y desde la parte baja de la cabeza hacia la parte alta.
  1. Protección y cuidado de la fibra capilar. En función del estado de las partes más sensibilizadas de la fibra capilar se debería aplicar Serum, aceites esenciales u otros cosméticos similares con la finalidad de dotar a esas zonas deterioradas de la hidratación y protección necesarias.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el peinado en estos días de confinamiento. seguramente para estar más cómoda en casa te recogerás el cabello, no hay problema, siempre y cuando tengas en cuenta estos consejos.

Si te recoges el cabello en coletas o trenzas, debes evitar las gomas o los elásticos finos para evitar traumatismo en las zonas donde inciden dichos materiales, siendo recomendable el uso de bandas anchas, de textura esponjosa y poco constrictiva.

Si vas a recoger el cabello por medio de horquillas de clip o invisibles debes observar que no tengan imperfecciones, como por ejemplo las bolitas en las puntas de lo contrario podrían dañar la fibra capilar.

Si por el contrario vas a recoger tu pelo con pinzas de “cangrejo” o “pico de pato” comúnmente utilizadas para recoger melenas largas debes observar que los dientes y puntas de dichos elementos no presentan ninguna imperfección o fractura en las puntas de lo contrario podrían dañar la fibra capilar.

Esperamos que sigas estos consejos para que mimes tu pelo hasta que podamos abrir nuestros salones y lo cuidemos nosotros.

 

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Puede cambiar la configuración u obtener más información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar