Hay tres causas principales que castigan el cabello, la coloración, el calor y el exceso de lavados.

La decoloración elimina el pigmento del cabello, lo que causa daño en la cutícula, haciéndola débil y más propensa a la rotura. Si no lo hidratamos y nutrimos adecuadamente, el pelo se deteriora dejando el cabello sin vida. Por eso en nuestros salones, recomendamos siempre que si vas a hacerte un trabajo de color apliques un tratamiento con Olaplex, que además, se puede hacer en el mismo momento que la coloración.

Cada vez usamos más en casa herramientas de calor, planchas, secadores, rizadores, etc., y ahora con la llegada del invierno esta práctica se acentúa. El calor abre la cutícula del pelo, dejando tu cabello débil. Usa siempre protectores térmicos antes de aplicar calor a tu cabello.

Otra de las causas que daña el cabello suele ser el lavado excesivo.  El champú limpia el pelo eliminando la suciedad y el exceso de grasa pero también puede eliminar los aceites naturales que necesita para estar nutrido y brillante. Intenta espaciar los lavados o utiliza un champú seco.

Una vez que hemos identificado las causas que dañan el cabello, cómo podemos saber si lo tenemos dañado.

Te contamos cuáles son los principales signos del pelo dañado. Si te sientes identificada, no te desesperes. ¡Todavía estás a tiempo de recuperar la salud de tu cabello! Cuenta siempre con el diagnostico de un profesional, en nuestros salones determinaremos la condición de tu cabello y te proporcionaremos el tratamiento adecuado para conseguir un cabello sano y cuidado.

#1 Puntas abiertas

Este es uno de los signos del cabello dañado más visibles y hace que nuestro pelo no se vea del todo bien.

Lo recomendable para evitar las puntas abiertas es cortar las puntas cada 2 o 3 meses, evitar frotar con la toalla tu cabeza al secarla, utiliza protectores de calor antes del secado con herramientas térmicas y nutre correctamente tu cabello con productos profesionales.

#2 Sequedad

Si has perdido la textura suave de tu cabello es porque no lo estás hidratando adecuadamente. Te recomendamos que, además de utilizar un acondicionador diariamente, pruebes con una mascarilla de tratamiento que le devuelva la humedad a tu pelo, infórmate en nuestros salones sobre los tratamientos de hidratación.

#3 Rotura y caída

La rotura del cabello es un signo de debilidad extrema de la fibra capilar, que podría conducir a la caída del cabello.

#4 Enredos

Si no puedes pasar fácilmente los dedos por tu cabello cuando está mojado es posible que esté dañado. Para evitar que se enrede usa un peine de púas anchas de esta forma desharás los nudos evitando que se rompa el pelo.

#5 Pérdida de volumen

Cuando la fibra capilar no está del todo saludable, pierde su elasticidad y, por lo tanto, su volumen. Otros factores como la génetica o los cambios hormonales también pueden ser los responsables del cabello fino.

¿Reconoces alguno de estos signos? Quédate tranquila porque hay una solución para devolver la salud a tu cabello. Lo más importante es que pongas remedio cuanto antes porque, si no lo haces, el problema puede incrementar y extenderse hacia el resto del pelo que está sano y quizá te veas obligada a cortar más de lo que te gustaría. Pide cita en nuestros salones y pon tu cabello en manos de profesionales.

 

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Puede cambiar la configuración u obtener más información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar