Este verano las ondas serán tu peinado favorito. Son favorecedoras y quedan geniales sea como sea tu pelo.

Y es que quedan bonitas tanto sueltas como en forma de recogido, por eso queremos daros algunos trucos para hacerlas en casa de manera fácil ¡y sin planchas.

1. Ondas con bigudíes

Esta es una forma muy conocida y tradicional, solo necesitas unos bigudíes para ondular el cabello. Si optas por esta técnica necesitarás tiempo para que el pelo pase de húmedo a seco y adquiera la forma que le hemos dado. Puedes acelerar el proceso dándole un poco de calor con el secador.

El truco para que te queden muy naturales es que escojas un tamaño de bigudíes grueso y que al retirarlos cepilles el cabello, el efecto será de una onda abierta, marcada y muy natural.

2. Trenzas para dormir

Esta forma es muy efectiva y práctica, solo debes respetar una regla, ¡nunca te acuestes con el pelo mojado! Aunque trences tu cabello estando seco, las ondas seguirán estando ahí por la mañana.

Con esta técnica podrás decidir cómo quieres las ondas, si prefieres unas ondas pequeñas deberás coger mechones de pelo y hacer varias trenzas, ciñendo el cabello en el trenzado. si en cambio buscas un efecto despeinado y natural usa una o dos trenzas.

Si queremos agilizar el proceso y garantizar que la onda se fija podemos pasar las planchas por las trenzas levemente antes de irnos a la cama.

3. Ondas con horquillas

Si prefieres hacerte las ondas sin calor ni herramientas como rulos o bigudíes puedes hacerlo con tus dedos y unas horquillas, eso sí, necesitarás tiempo para que la onda coja el efecto deseado. La idea es que vayas enrollando mechones con los tus dedos y sujetándolos con horquillas en el cuero cabelludo. Dependiendo del grosor de los mechones conseguirás unas ondas más abiertas o más marcadas.

Es imprescindible que el cabello esté húmedo en el momento de recoger los mechones y se vaya secando con el paso del tiempo.

4. El difusor

En este caso usaremos calor pero no de forma tan directa como con las tenacillas o planchas.

La regla número 1, aplicar antes en el cabello húmedo un protector térmico. Debes poner la cabeza boca abajo e ir dando calor al cabello por zonas ayudándote de las manos y haciendo el movimiento de agarrar mechones y apretarlos hacia el cuero cabelludo.

Con esta forma evitarás el encrespamiento y conseguirás unas ondas increíbles y muy naturales.

5. Rag Rolls

Esta técnica consiste en ir enrollando mechones de cabello sobre tiras de tela. Podrás hacerte ondas más gruesas o finas dependiendo de la cantidad de pelo que cojas para los mechones.

De todas las opciones posibles, esta es sin duda la que te dará un resultado de rizos definidos parecidos a los que consigues con las tenacillas sin tener que someter tu cabello al calor.

El truco es pulverizar un spray fijador cuando acabes de enrollar los mechones ¡tus ondas se verán aún más naturales al día siguiente!

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Puede cambiar la configuración u obtener más información. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar